MITOLOGIA EGIPCIA (Isis Flores Contla)

MITOLOGIA EGIPCIA

 

Introducción

Este tema es conocer sobre la mitología referente a los egipcios, como fueron que fue lo que hicieron, que realizaban, que ritos, actividades hacían, además que ideas religiosas tenían sobre los demás, que fueron haciendo a lo largo del tiempo, donde estuvieron, etc.

Cuerpo

 

La mitología griega, en su periodo más importante, se desarrolló en el siglo VIII a. C. Tiene varios rasgos distintivos, como por ejemplo, los dioses se parecen exteriormente a los seres humanos y revelan, al igual que ellos, sentimientos. Los griegos creían que los dioses habían elegido el monte Olimpo, en una región de Grecia llamada Tesalia, como su residencia. En el Olimpo, los dioses formaban una sociedad organizada en términos de autoridad y poderes, se movían con total libertad y formaban tres grupos que controlaban sendos poderes: el cielo o firmamento, el mar y la tierra. Fueron tres las colecciones clásicas de mitos: La Teogonía de Hesíodo y la Iliada y la Odisea de Homero. Este material se basa en la Teogonía de Hesíodo. La teogonía es una especie de sistematización de las confusas tradiciones anteriores, en ella el mito es el tema dominante. Pero, ¿qué es el mito? Mucho se ha escrito tratando de dar una exacta definición; lo único cierto es que el mito es una forma especial de pensamiento que permite al hombre interactuar con su espacio natural y de esta manera también reconocerse como parte de una comunidad específica. Es un grave error considerar que el mito es un modo de pensamiento reservado a las sociedades “primitivas”. El mito es y ha sido siempre la defensa espontánea del espíritu humano ante un mundo ininteligible y hostil. La anterior reflexión nos llevaría a afirmar que en el mito se encuentra el origen de las religiones, sin embargo debe considerarse que los “espíritus” de los bosques, de la luz, de las aguas, no son divinidades, sino solamente presencias capaces de actuar en dominios sobre los que el hombre no tiene ningún poder. El mito griego está en estrecha relación con la religión, pero no llega a confundirse con ella. A pesar de toda la confusión que preside la conformación de la mitología griega, esa inmersa materia llegó a clasificarse y a ordenarse.

 

En un principio, los antiguos habitantes de Egipto creían que los espíritus protegían plantas, animales o cosas. Por este motivo para resguardarse del enojo de estos espíritus, comenzaron a ofrecerles sacrificios.

Con el correr del tiempo algunos de estos espíritus quedaron con esa condición y otros fueron elevados a la categoría de dioses.

Egipto ocupaba un territorio muy grande y estaba dividido en 42 provincias y en la ciudad Capital de cada una de ellas se rendía culto a una de los grandes dioses. Le construían templos cuidados por sacerdotes que custodiaban a su dios. Cada una de esas provincias pensaba que su dios era el único todopoderoso.

Cuando una comunidad era absorbida por otra, la más importante hacía que su dios predominara sobre el otro. Así, cuando la ciudad de Tebas se convirtió en la Capital de todo Egipto, su dios Amón obtuvo el lugar más importante, reemplazando a los dioses locales de las otras ciudades.

Muchas veces, los sacerdotes agrupaban a varios dioses en un mismo templo como si fueran una familia de padre, madre e hijo o hija.

Los egipcios adoraban dioses con cabeza de animal o con figura humana; incluso los imaginaban en forma de planta. Su religión no era homogénea puesto que bajo la forma de numerosos dioses podía ser venerado un mismo principio religioso. Resulta imposible ordenar las divinidades egipcias en categorías precisas. Dos son las razones principales: la complejidad de las ideas religiosas en Egipto y el largo período de tiempo en el que se desarrollaron.

Su visión está basada en su propio país, tierra fértil junto a un río y con un desierto alrededor. Por lo tanto el mundo para ellos se dividía en tres regiones:

El Cielo, Nun, morada de los dioses, cuya diosa celeste Nut, “La grande que parió a los dioses”, era representada como una mujer con el cuerpo arqueado cubriendo toda la Tierra.

La Tierra, morada de los hombres, la Casa de Geb, el dios creador, representado como un hombre tumbado bajo Nut.

El inframundo, o Duat, el reino de los muertos, donde gobernó Horus, y posteriormente Osiris, espacio recorrido en su barca solar por Ra durante la noche, y por donde transitaban los espíritus de los difuntos sorteando los peligros del Más Allá.

Las ideas religiosas de los antiguos egipcios tuvieron dos fases:

Durante la época predinástica, divinizaron aquellos fenómenos naturales que les desconcertaban, o infundían temor, de los que no conocían la razón de su proceder; asociaron estas divinidades con las características de ciertos animales, y los representaron con forma humana aunque conservando rasgos zoomorfos: el halcón en el dios Horus, “el elevado”, dios del cielo; el perro egipcio, o chacal del desierto, “el guardián de las necrópolis”, se convierte en un dios protector, Anubis; el cocodrilo del Nilo, un peligro constante, en un dios temido, venerado en la región de El Fayum, etc. Además les atribuyeron conceptos humanos, como la relación familiar, por lo que se formaron tríadas compuestas por un dios, su esposa y su hijo, y también pasiones humanas por lo que se les rendía culto dando ofrendas en los templos a cambio de favores solicitados, o recibidos.

A pesar de la agrupación de los pueblos egipcios en las “Dos Tierras”: el Alto y Bajo Egipto, cada uno de los nomos (provincias) mantuvo sus deidades protectoras, lo que significaba la veneración a decenas de dioses, que adquirían mayor o menor relevancia según la importancia que tuviese cada ciudad: en Heliópolis se adoraba a Ra, en Tebas a Amón, en Menfis a Ptah y Hator, etc.

Los sacerdotes de los templos principales comenzaron a organizar esta multitud de dioses y a explicar sus relaciones, la creación del mundo, las crecidas del Nilo, etc., ideando y sistematizando las creencias en las denominadas teología Heliopolitana, Tebana, etc., reflejadas en los Textos de las Pirámides, o el Libro de los Muertos, a los que siguió la redacción de otros similares.

Las principales divinidades estaban organizadas en cinco grupos diferentes:

La Enéada de Heliópolis “Las almas de Thot”: Atum, Shu, Tefnut, Nut, Geb, Isis, Osiris, Neftis y Seth; cuyo dios principal es Atum.

La Ogdóada de Hermópolis: Num, Nunet, Heh, Hehet, Kek, Keket, Amón y Amonet; de donde surgió el dios Ra.

La tríada de Elefantina: JnumSatisAnuket (donde Jnum es el dios primordial).

La tríada de Tebas: AmónMutJonsu (donde el dios principal es Amón).

La tríada de Menfis: PtahSejmetNefertum (donde Ptah era el dios principal; es inusual el hecho de que los dioses no estaban relacionados antes de que ésta fuera formalizada).

Mientras los líderes de los diversos grupos ganaban y perdían influencia, las creencias dominantes se transformaban, combinaban y sincretizaban. Ra y Atum se convirtieron en Atum-Ra, con las características de Ra como dominantes, y posteriormente Ra fue asimilado a su vez por Horus, como Ra-Horajti. Después de que Ptah se convirtiera en Ptah-Seker, fue asimilado por Osiris, convirtiéndose en Ptah-Seker-Osiris.

Con las diosas sucedió lo mismo: Hathor asimiló inicialmente las características de otras diosas, pero en última instancia fue asimilada con Isis. Los dioses maléficos fueron amalgamados de la misma forma, como Seth, quien originalmente era un héroe, asimiló todas las características de los dioses malvados, al cual condenaron posteriormente por haber sido elegido como dios protector de los gobernantes hicsos.

Durante la época de influencia helénica sobre Egipto, lo que perduró con más vigor fue la triada: Osiris, Isis, y Horus; y su enemigo Seth, tal como se ejemplifica en la “Leyenda de Osiris e Isis”. La triada había asimilado muchos de los cultos y deidades anteriores, y cada dios era adorado en su preferente lugar de veneración: Osiris en Abidos, Isis en Dendera, y Horus en Edfu. Incluso en esta etapa, continuaba la fusión, con Osiris como un aspecto de Horus (y viceversa), dirigiéndose paulatinamente hacia el monoteísmo. Sin embargo, el monoteísmo, o henoteísmo, había surgido con anterioridad, fugazmente, en el siglo XIV a. C., cuando Ajenatón había intentado priorizar el culto de Atón, en la forma de disco solar, aunque fue violentamente rechazado posteriormente por el clero y el pueblo egipcio.

Según el Canon Real de Turín, varios dioses gobernaron Egipto: Ptah, Ra, Shu, Geb, Osiris, Seth, Thot, Maat y Horus; cada cual durante inmensos periodos de tiempo, después reinaron los Shemsu Hor durante 13.420 años, antes de surgir la primera dinastía de faraones. Así, los predecesores de Menes ocuparon el trono egipcio durante 36.620 años.

Fiestas de los antiguos egipcios

Ningún pueblo ha tenido más ceremonias religiosas que los antiguos egipcios, pues no sólo escogieron como objetos de culto toda clase de animales, sino hasta las legumbres de los jardines. Así como los egipcios fueron los primeros en inventar la mayor parte de las divinidades paganas conocidas de los griegos, también fueron los primeros que establecieron las fiestas celebradas en su honor, la pompa de su culto, las ceremonias, los oráculos, etc.

Las fiestas principales de este pueblo, como las de los persas y de los indios, fueron establecidas según las épocas naturales del año: la más solemne, llamada “la fiesta de las Lamentaciones de Isis” o de la desaparición (muerte) de Osiris, comenzaba el 17 de “athyr” o 13 de noviembre, según Plutarco:

Esta fiesta estaba consagrada al luto y a las lágrimas: hacia el solsticio de invierno se celebraba “la Busca de Osiris,” y el 1 “tybi” o 2 de enero la “llegada de Isis” a Fenicia: pocos días después la fiesta de la “Reaparición de Osiris” unía los gritos de alegría de todo Egipto a la alegría pura de Osiris: la fiesta de las Simientes y de la sepultura de Osiris, pues la muerte de Osiris es un símbolo esencialmente agrícola; la de su “resurrección,” cuando empiezan a brotar las plantas, la de la “preñez de Isis,” del nacimiento de su hijo Harpócrates, a quien se ofrecían las primicias de la recolección, y la de las “Pamylias o de la procesión del phallus” (falo), unidas más o menos a las precedentes, caían en un gran periodo que abrazaba la mitad del año, desde el equinoccio de otoño hasta el de la primavera, y del mes “phaophi” al mes “pharmurti” (desde el 28 de noviembre al 21 de marzo), a principios del cual se celebraba la “Purificación de Isis:

Poco antes de la luna nueva de “phamenoth” (marzo), solemnizaban los egipcios la entrada de Osiris en la luna (luna-lunus, hermafrodita), a la que se suponía fecundaba, para que a su vez fecundase a la tierra; el 30 de “epiphi” (24 de julio) se celebraba la fiesta del Nacimiento de Horus, representante de Osiris y vencedor de Tifón en el segundo gran periodo que se extendía desde el mes “pharmuthi” hasta el “thoth”, desde el 27 de marzo al 29 de agosto, en que volvía a principiar el año:

Horus, hijo de Isis y de Osiris, era el emblema de la estación en que el Sol alimenta todo, penetrando la atmósfera con su calor bienhechor; los combates de Tifón y de Horus marcaban las cualidades mortíferas de que en cierta estación se carga el aire del Egipto, y que la influencia benigna del Sol llega a neutralizar.

Además de estas fiestas generales en todo el Egipto, había fiestas locales, algunas de las cuales atraían un inmenso concurso de población: tales eran las fiestas de Bubastis en la ciudad de este nombre; la de Neith o Minerva en Sais, llamada la fiesta de las “Lámparas encendidas;” la del Sol en Heliópolis; la de Buto o Latona, en la ciudad de este nombre; la de Marte en Paprenis, enumeradas por Heródoto:

Todas las fiestas egipcias se celebraban en la luna nueva o llena: la de las “Lámparas encendidas,” se asemeja mucho a la de los “Faroles,” que se celebra aún en la China: consistía aquella fiesta en encender alrededor de las casas multitud de lámparas llenas de aceite y de sal y se las dejaba arder toda la noche. ¿Quién no ha oído hablar de las fiestas que se celebraban por todo el Egipto cuando nace un nuevo buey Apis? Los sacerdotes salían a buscarle con gran pompa para conducirlo primero a Heliópolis, donde permanecía cuarenta días, y después a Menfis donde estaba preparada su habitación: cuando moría, era un día de luto y una fiesta fúnebre general para todo el Egipto. Este país debía al Nilo tan gran fertilidad que no es extraño que los supersticiosos egipcios hicieran de él un dios: así es que celebraban en su honor fiestas llamadas “Niliacas”.

Además, el Nilo era una de las formas bajo las cuales adoraban a Osiris: el 24 de setiembre, en el solsticio de estío, era cuando llegaba a su mayor altura de inundación bienhechora de este río que presentaba entonces el espectáculo de un risueño archipiélago por el que cruzaban multitud de barcas; el 24 de setiembre era, pues, un día de alegría y una de las fiestas mas solemnes en que se abrían las presas del río al ruido de las aclamaciones universales y de los gritos de alegría de una inmensa multitud: la pantera que arrojaban al río era una ofrenda que se hacia al dios; estas fiestas duraban siete días, durante los cuales se creía que los sacerdotes gozaban de una tregua con los cocodrilos y podían bañarse sin peligro en el Nilo.

Desde los Ptolomeos, principalmente en tiempo de los romanos, nada igualaba al brillo y a la solemnidad de las fiestas del dios Serapis que destronó, o al menos borró las antiguas divinidades entre los egipcios, como Mithra lo había hecho entre los persas: Serapis era entonces el dios universal de Egipto, y su culto tendía a la unidad cristiana del mismo modo que el de Mithra.

Muchos templos aun permanecen en pie, otros están en ruinas por erosión y vandalismo; bastantes han desaparecido, desgraciadamente, al ser utilizados como cantera de materiales para otras construcciones. El faraón Ramsés II fue un gran promotor, restaurador y, por desgracia, también usurpador de templos de faraones precedentes.

Los templos más importantes están en los actuales emplazamientos:

Deir el-Bahari: conjunto de templos de Mentuhotep II (dinastía XI), Hatshepsut y Tutmosis III (dinastía XVIII). El complejo funerario de Hatshepsut, con amplios patios escalonados y estructura columnada de gran armonía (construido unos mil años antes que el célebre Partenón de Atenas, una de las más bellas obras arquitectónicas)

Karnak: complejo de templos, ampliados durante quinientos años, en Tebas, la capital del antiguo Egipto desde el Imperio Medio.

Luxor: iniciado por Amenhotep III y ampliado por Ramsés II, era el centro ceremonial del festival de Opet.

Abu Simbel: dos grandes templos (speos) de Ramsés II, al sur de Egipto, en la ribera occidental del río Nilo.

Abidos: templos de Sethy I y Ramsés II. Lugar de veneración de los primeros faraones, con un gran complejo funerario.

El Ramesseum, templo conmemorativo de Ramsés II, junto a la necrópolis tebana; el edificio principal se dedicó al culto funerario.

Medinet Habu: templo conmemorativo de Ramsés III. Complejo de templos fechados desde el Imperio Nuevo.

Edfu: templo ptolemaico situado entre Asuán y Luxor.

Dendera: complejo del templos. El edificio principal es el templo de Hathor.

Kom Ombo: templo de la región que controló las rutas comerciales desde Nubia al Alto Egipto.

Isla de File: templo de Isis (Ast), construido en la época ptolemaica.

Conclusión

Es un tema interesante en el cual se conoce como fueron surgiendo los dioses principalmente como se hablo anteriormente sobre Egipto, en el cual hubo varios dioses en el que se sabe de las creencias, de todo lo que realizaron cada uno, y de que todavía existen algunos templos en los cuales fueron habitados por los propios Dioses.

Referencias

 

http://es.wikipedia.org/wiki/Mitolog%C3%ADa_egipcia

http://antropos.galeon.com/html/diosesegipcios.htm

http://www.guiascostarica.com/mitos/grecia.htm

Anuncios
Comments
12 Responses to “MITOLOGIA EGIPCIA (Isis Flores Contla)”
  1. LUCERO VAZQUEZ dice:

    TIENE LA ESTRUCTURA Y LAS FUENTES LA IDEA PRINCIPAL ES MUY AMPLIA

    BYE BYE

  2. Eliseo dice:

    Ahi caramba esta muy buena la informacion la verdad me quede de ah 6 jeje… ya que si tiene un buen de informacion la estructura me agrado esta muy buena.

    Las cosas que dice estan muy buenas me parecen bien lo que dice me gusto… 😀

    babai… A d i o s 😛

  3. GERARDO dice:

    TIENE TODAS LAS ESTRUCTURAS
    PERO LE FALTO REDACTAR

    MAS SUS IDEAS

  4. Omar Valois dice:

    Esta muy bien hecho tu tema, tiene muchísima información, bien estructurado, tiene bibliografía ese trabajo es de 10.

  5. arturo uribe c. dice:

    el tema es muy amplio con buena estructura y la bibliografia la verdad esta chido.
    adios

  6. emilio dice:

    mmm ps este tema es bastante extenso lo importante es que tiene una estructura correcta aun que con todo respeto me dio una hueva leerlo pero en fin no hagas caso chido

  7. daniela dice:

    ESCOGISTE UN TEMA BASTANTE EXTENSO PERO ESTA BIEN ESTRUCTURADO EN MI OPINION YO SIENTO QUE NO LE FALTO NADA TE QUEDO BIEN

    SSSSSAAAALLLLLEEEEESSSS

    BBBBAAAAYYYYY

  8. Milthon Martinez dice:

    Pues te falta poner mas opiniones tuyas y cuenta con la estructura.

  9. RICARDO dice:

    es un tema muy largo pero apesar de eso supiste elaborarlo bien y esta bien estructurado pero pienso que pudiste haberlo echo un poco menos extenso

  10. Manuel dice:

    Buen tema, un tanto extenso y a veces cansado, apoyo el comentario anterior jaja!, en general estructura buena. salu2… Isis

  11. Buen desarrollo del tema aunque habia cosas que se podian haber omitido para no hacerlo tan extenso, buena bibliografia pero a mi parecer si el tema fue extenso el comentario personal debia de haber sido de la misma forma.

  12. Marco Antonio dice:

    Bien estructurado, pero demasiado extenso..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: